Lectura sostenible y ecológica

22 abril 2015

Imagen de Unsplash

Mañana, 23 de abril, se celebra el día del libro. Un día que, para los amantes y devoradores de libros, es el mejor del año. Este año para mi es especial porque, acorde con mi propósito de vida sostenible, me planteo la forma de comprar libros de otra manera. Aplico también mi comportamiento de compra ética a uno de mis aficiones que tanta satisfacción me hace pero que a la vez hace mucho daño al planeta.
Hoy os planteo varias alternativas para seguir disfrutando de la lectura pero de forma sostenible, legal y, sorprendentemente, barata.


Imagen de Unsplash

La primera opción que os muestro es la de compartir libros, es decir, todos en nuestras casas tenemos una pequeña biblioteca ¿por qué no compartirla con nuestros familiares y amigos? 
Algo que me gusta hacer es echar un ojo a las estanterías de mis amigos y familia, y si veo algún libro que me guste no dudo en pedírselo prestado.  Me encanta hacer esto porque luego da la oportunidad de compartir opiniones e intercambiar puntos de vista con respecto al libro.


Imagen de _marta_pa

La siguiente alternativa son las bibliotecas. Me encanta perderme entre las estanterías de las bibliotecas y realizar una lista mental de los libros que quiero leer. Después, cuando ya he elegido a los afortunados que se vienen conmigo a casa, me gusta curiosear y ver cuántas personas han leído el libro y cuándo fue la última vez que lo sacaron de los estantes. Muchas veces cuando veo que la primera fecha que se anota en el libro es la mía, no puedo evitar una pequeña sonrisa. Me siento privilegiada de ser la primera persona, de muchas, que va a leer ese libro. Por otro lado, cuando veo una larga lista de fechas me pregunto quiénes son, dónde habrán leído este libro y si habrán disfrutado de su lectura.
La verdad es que me monto muchas películas cuando saco un libro de la biblioteca :p 
El lado negativo que le veo es el plazo de devolución, que no te permite leer a tu ritmo, y desplazarte hasta la biblioteca.

Imagen de my little Madrid

La tercera opción son las tiendas de segunda mano. Lugares donde se pueden adquirir verdaderas obras maestras por el precio de un café. Cada vez que adquiero un libro de segunda mano pienso que no sólo voy a leer una historia, sino que, voy a disfrutar de dos. Me explico, mucha veces cuando he comprado libros de segunda mano entre sus páginas se encuentran tickets, entradas de cine e incluso fotografías de sus antiguos dueños. Desde mi punto de vista esto le da un doble valor al libro que he adquirido porque no solo me llevo la historia que ha escrito el autor sino que también me llevo un pequeño pedacito de historia del anterior propietario.
Un sitio que me gustaría recomendar es TUUU Librería un lugar donde se acumulan libros de segunda mano por todo el espacio. Lo interesante de esta librería es que el precio de los libros lo pones tú. La gente que te atiende son voluntarios y los beneficios de la librería se emplean en enviar libros y material escolar a colegios de la Comunidad de Madrid y a países de América Latina.

Dispone de varias librerías.Están abiertas todos los días, tanto domingos como festivos, en horario de 12h a 20h. Para más información visita su página web


Imagen de comunicación cultural

La siguiente vía, para seguir alimentando nuestra adicción por los libros, viene de la mano de los ebook. El formato digital es más barato que el papel, pero todavía no lo suficiente. Pienso que excesivo los precios que ponen además de tener que elegir de que bando eres Ereader o Kindle.
Pero estas son dos algunas fuentes donde recurrir para adquirir libros en formato digital:

Para los de Kindle Amazon ofrece libros de forma gratuita, principalmente son libros que carecen de derechos de autor, he de admitir que le falta mucha variedad.
Google Play también tiene una pequeña biblioteca de libros gratuitos, más amplia que la de Amazon, pero no mucho. Solo se puede descargar para Ereaders y Nook.
 Y mi favorita, eBiblio Madrid. La comunidad de Madrid ha creado este portal de préstamos de libros electrónicos. Aunque su catálogo no es muy amplio está bastante actualizado. La pena es que solo es para las personas que cuentan con tarjeta en las bibliotecas de Madrid. Para poder adquirirla tienes que irte a alguna de las múltiples bibliotecas que cuenta la ciudad y pedir que te activen la opción eBiblio. Más información aquí Te aseguro que merecerá la pena. Ofrece múltiples ventajas con respecto a la biblioteca tradicional, excepto todavía los 21 día que tienes como máximo para leer.

Pero si a pesar de todo esto quieres comprar un libro nuevo asegúrate de que el papel que utiliza es reciclado ¡Feliz día del libro!

1 comentario:

  1. Ahora que estoy empezando con el tema de llevar una vida mas sostenible siemre he sentido curiosidad por el e-book pero no me termina de convencer, creo que comprando el libro tambíen ayudar al escritor y que no se extingan los libros que creo que para mi es algo sagrado el tener un libro en casa. Las opciones de libros de segunda mano, prestados, bibliotecas está bien para algún libro concreto que no quiero gastarme el dinero porque lo tengo en duda, pero si tengo un libro claro me gusta comprarlo y así poder saborear cada una de sus páginas, su olor, poder subrayar frases interesantes creo que es algo único. Así que de momento un 50% de mis lecturas serán compradas el resto lo haré como indicas arriba. Saludos Ana. ;)

    ResponderEliminar

Muchas gracias por tu comentario.