Mi neceser natural

22 julio 2015


Si habéis estado atentos a mis redes sociales habréis visto que he pasado unos días en Lisboa y han sido unos días maravillosos. No tengo palabras . 

Pero como siempre de la mano de los viajes llegan los momentos de nervios y de decisión "¿Qué me llevo?¿Qué meto en la maleta? ¡Dios mio, cómo pretenden que meta mi vida en una bolsa de 1L! ¿El jabón en pastilla tiene que ir con los líquidos?"

Este ha sido mi primer viaje en mi nuevo estilo de vida. Aunque aun me queda mucho camino para considerar mi vida un ejemplo de respeto con el medio ambiente y la sociedad, me he dado cuenta haciendo la maleta que en estos 6 meses que llevo con el blog he avanzado. 
¡Y si no mirad!



Dos de mis imprescindibles son mi bálsamo labial y mi jabón facial ¡No puedo vivir sin ellos! También me llevé un pastilla de jabón para el cuerpo, exactamente la de Jazmín y Bergamota de L'Occitane ¡me encanta cómo huele! Además me llevé mi aceite de rosa mosqueta para complementarla con mi crema facial de Biofficina Toscana para pieles normales/mixtas. Luego, el botecito de 50ml blanco que veis al lado del jabón facial es mi mascarilla del pelo/crema corporal (What!) Es una mezcla, creación propia, de aceite de coco, karité y aceite de almendras. Pronto la compartiré con vosotros.

¿Qué mas tenemos por aquí? ¡Ah si! mi pasta de dientes bio y mi desodorante de aloe vera sin alcohol y aluminio. Y por último mi champú anti-caspa de abedul y castaño de Tea Natura que me deja el pelo limpio por más tiempo y suave. 

De todos estos productos que he mencionado iré realizando posts para comentar mi experiencia. Don't worry!

Prácticamente mi cuidado corporal es el que más ha sufrido la transformación y ha mejorado considerablemente.

So next!


En este tiempo he sustituido el peine de plástico por el de madera y estoy muy contenta porque mi pelo ya no esta cargado de electricidad estática y ya no parezco una mata rodante del desierto.

Con respecto al cepillo de diente de bambú, he de admitir que me resultó raro al principio, era un poco como lavarse los dientes con un palo de madera de los de la consulta del médico, pero al final te acostumbras. Bye plásticos!


Y durante mi visita turística por la ciudad ¿Qué he llevado en la mochila?  Mis esenciales son: una cantimplora para llevar el agua fresquita, un pañuelo de tela a modo de servilleta, mi vaselina, las gafas de sol tomadas prestado de mi madre, el monedero y mi libretita donde tengo apuntado todo sobre Lisboa.

¡Y con esto he recorrido Lisboa reduciendo mi impacto medio ambiental! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por tu comentario.