Mis básicos para hacer una compra sin plásticos

23 octubre 2017


Creo  que pasar de las bolsas de plástico a las bolsas de tela es una paso esencial en esta aventura. Hace tiempo, ya escribí un post sobre por qué tomé esta decisión.  Parece algo sencillo y fácil de realizar, pero este  gesto va más allá de una simple sustitución, es un acto donde empiezas a ser conciente de todo el plástico que te rodea.
Cada día más personas, por iniciativa o por obligación, llevan consigo mismas una bolsa de tela para realizar la compra. Hoy me gustaría compartir con vosotros mis básicos de compra que he establecido en los últimos años. Con ellos no solo he ahorrado dinero sino también gran cantidad de residuos, no solo de bolsas sino también de packaging inecesario.



Como ya sabréis desde hace ya un tiempo vivo en Manchester (Reino Unido). Al principio fue difícil porque en parte fue como empezar de cero otra vez. No tenía ni idea de en que tiendas podía comprar productos a granel, cómo funcionaban los supermercados o qué consideraban ello ecológico.  Por suerte en grandes supermercados puedes llevar tus bolsas de tela para utilizarlas en la frutería y tienen muchas gamas más económicas de productos ecológicos. Poco a poco, he ido reduciendo la cantidad de plástico en mis compras, hay algunos productos que se me resisten pero muchos productos básicos, como la leche y los huevos, son de origen local y con garantía de que los animales están campando a sus anchas por el típico English countryside.




Por ahora, voy una vez a la semana a hacer mi compra semanal a un mercado de productos ecológicos. Cerca de mi casa tengo un gran supermercado, Sainsbury´s, al que acudo cuando me falta algo entre semana. Nunca he tenido ningún problema, ni puesto excusas hígienicas cuando he mostrado mis bolsas de tela en ambas partes. Incluso alguna vez me han dicho que es una muy buena idea. Sé que no en todas partes están abiertos a esta iniciativas, pero siempre hay que perder el miedo a la negativa e intentarlo, más de una vez te llevarás una sorpresa.


En mi día a día,siempre intento llevar mi bolsa de tela y una pequeña, al igual que mi KeepCup por si me apetece tomar cualquier bebida. Más adelante haré un post contando mis básicos diarios ¿qué llevo en mi bolso? Pero para grandes compras semanales, llevo distintas bolsas de diferentes tamaños. Productos sensibles a ser espachurrados como tomates, fruta; o que compro en grandes cantidades como patatas o zanahorias, los meto en esas bolsitas de distintos tamaños. Calabazines, calabazas, pan, etc. van directos a la bolsa sin ningún extra.



También llevo conmigo un tupper para meter carne, pescado, bollería o comida precocinada. Yo aun sigo utilizando mis tuppers para almacenar comida, se que mucha gente cuando empieza una vida sin plástico se dehace de todo lo que le rodea que contenga este material. En mi opinión, creo que eso es ir encontra de ese estilo de vida. Creo que hay que dar segundas vidas a todo lo que nos rodea para generar menos residuo. Por eso si tienes algún  contenedor de plásticos utilizarlo para tus compras diarias, para compostar o almacenar otros objetos. Dales una buena alternativa.

Las bolsas las he ido conseguiendo en diferentes eventos o de productos que venían con ella. Podéis comprarlas o realizarlas.También, alguna vez que otra, mi pañuelo me ha salvado de alguna comprar improvista. Con tan solo juntar las puntas haciendo un nudo, puedes conseguir hacer una bolsa improvisada.
 A continuación tenéis una lista de páginas donde podeís conseguir bolsas de diferentes tamaños y tutoriales para realizarlas en casa.

DIY:


COMPRAR:



Como ya he dicho es un gesto muy simple y fácil de realizar pero que cambia bastante el mundo.
¿Y tú? ¿Cuales son tus básicos a la hora de salir a la compra?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por tu comentario.