Alternativas para un armario ecofriendly

27 noviembre 2017


Me encanta la moda, adoro seguir las tendencias, guardar looks en pinterest, ver los desfiles, leer sobre historia y psicología de la moda. Y he de reconocer que no puedo evitar pasarme por las grandes marcas de ropas o navegar por sus páginas web para ver que se mueve en este mundo. Antes no podía evitar caer en la tentación, siempre compraba algo cada temporada y sentía a la vez que no tenía nada que ponerme. Pero ahora ese sentimiento ha ido decreciendo. Cada vez que entro en una tienda como Primark me agobio. Me agobia estar ahí buscando algo que no necesito y sobre todo ser conciente de lo que hay detrás de una camiseta de 3€ Siento que no puedo serguir participando en este típo de consumismo. 
Hoy comparto con vosotros la manera en que decido que prendas entran en mi armario y cuales no.



En primer lugar es preguntarse si realmente lo recesitas. Muchas veces nos salta el instinto de consumistas fuera de control de "¡oh, Lo quiero!"Pero ¿realmente lo necesitas? Siempre que me hago esta pregunta a los dos minutos la respuesta que obtengo es un no. Y esa sensación de consumismo desaparece y, la verdad, luego me siento bien conmigo misma, porque es como controlar una adicción. Te reconforta saber que tienes el control.


El siguiente paso, si la respuesta a la anterior pregunta es un sí, mira tiendas de segunda mano.  Hay que perder los prejuicios a comprar ropa de segunda mano. Tengo la suerte de que en Inglaterra es algo muy común además en las tiendas reutilizan aquellas prendas que ya no sirven para hacer otras. Precios super asequibles y gran calidad. Recientemente, me compré un jersey 100% de lana, tejido a mano en Italia, como nuevo a 19 libras. Esa prenda sin extrenar se valoraría hoy en día por más de 100 libras.

 Pero si a tí no te va lo retro y lo vintage siempre puedes recurrir a las páginas como Chicfy. En el tema de zapatos me gusta mirar aquí. Mucha gente compra por comprar o le regalan prendas que no les sirven/gustan y no las puede devolver. Estan totalmente nuevas, incluso con etiquetas. Ya hace mucho que no compro porque no vivo en España, pero la última vez adquirí unos botines de Utërque por 40 € totalmente nuevos.
Así que mira, rebusca en los armarios de familiares y amigos, además de curiosear en tiendas y páginas web de segunda mano.


Si no encuentras lo que necesitas  te has planteado en hacerlo tú? Vale, vale ya me sé la respuesta...  que no tienes tiempo. Pero algunas veces reutilizando materiales que tienes por casa y las horas que le echas a la busqueda puedes ahorrarte mucho dinero y tiempo.
Pero si tras pasar por todos estos paso aun sigues sin encontrarlo y decides comprar, apuesta por marcas sostenibles y trasparentes. Conoce la historia que hay destrás de cada marca, dónde producen, que materiales utilizan, quién lo producen. Recuerda que cada vez que compramos es como dar un voto ¿a quién apoyas? ¿ a marcas que contaminan el planeta, pagan injustamente a los trabajadores y encima te ofrecen productos de baja calidad y que perjudica a tu salud o aquellas que se aseguran de pagar justamente, de pruducir el menor impacto y daño al planeta y a la sociedad? Tu eliges.
Mis recientes descubrimientos han sido la famosa marca de zapatillas Veja y la marca inglesa People Tree. Ambas te explican con pelos y señales dónde y quién produce cada diseño de sus colleciones.

¿Seguís los mismo pasos?







No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por tu comentario.