Comercio Justo: qué es y por qué hay que comprar

13 agosto 2018

Photo by Mat Reding on Unsplash

El comercio, uno de los pilares básicos de la historia de la humanidad que se práctica desde tiempos inmemorables, pero esta actividad tan antigua siempre viene de la mano de prácticas poco ortodoxas e injustas como la explotación de materias primas, excalvitud de mano de obra y por lo tanto la desigualdad entre países. 
Pero ¿creéis que a estas alturas de siglo a cambiado la historia? Me temo que todo lo contrario, la desigualdad ha aumentado debido a intereses económicos y políticos, ya no solo entre países del sur sino también entre países del primer mundo. 
Por es,o ha mediados del siglo pasado, tuvo lugar el Comercio justo pero ¿qué es?¿por qué es beneficioso comprar productos de clasificados como tal? En colaboración con Oxfam Intermón y su campaña Historias que Querras Comprar, aclararé dudas y preguntas que se dan entorno a esta actividad. Porque, como siempre digo, cada vez que compramos es como ir a las urnas a votar. 




Photo by Gabriel Jimenez on Unsplash

¿Qué es el Comercio Justo (Fair Trade)?

El Comercio Justo es un movimiento social que va más allá de la compra y venta de productos, actua no solo en el plano económico sino también en el humano, social y ambiental para lograr una vida digna para todos y todas.
El movimiento de Comercio Justo surgió a mediados del siglo XX como una herramienta de cooperación al desarrollo que trataba de importar productos de países del Sur obtenidos en condiciones laborales dignas y respetando el medio ambiente. 



¿Qué aporta el Comercio Justo?


  • En primer lugar trabajo digno. El trabajo es una de las principales herramientas para superar la pobreza y la desigualdad que hay en la actualidad, pero ha de ser un trabajo digno.  ¿ A qué nos referimos por digno? Pago justo, no al trabajo infantil y buenas condiciones laborales.Para ello se establecen:  precios mínimos capaces de permitir un nivel de vida digno, primas sociales destinadas a financiar proyectos de desarrollo comunitario, anticipos de dinero en los pedidos que evitan tener que endeudarse con terceros para hacer frente a la producción, relaciones estables y duraderas,…
  • Transparencia y rendición de cuentas. El Comercio Justo requiere una administración y relaciones comerciales transparentes, para trabajar de forma justa y respetuosa hacia los socios comerciales.
  • Desarrollo de capacidades. El Comercio Justo es un medio para desarrollar la independencia de la persona productora. Las relaciones de Comercio Justo otorgan continuidad, durante la cual las personas productoras y sus organizaciones de mercadeo pueden mejorar sus habilidades en administración y su acceso a nuevos mercados.
  • Respeto de los derechos humanos y equidad de Género significa que se valora y recompensa debidamente el trabajo de la mujer. Las mujeres siempre son retribuidas por su contribución en el proceso de producción y empoderadas en sus organizaciones además de la no discriminación por ninguna razón incluyendo el género y la raza.
  • Protección y respeto al medioambiente. El Comercio Justo promueve activamente mejores prácticas medioambientales y la aplicación de métodos de producción responsables.




¿Por qué hay que consumir productos de Comercio Justos?


  • La esclavitud genera cada año unos 150.000 millones de dólares en beneficios ilegales y que afecta de manera directa a 21 millones de personas que sufren la explotación laboral o sexual, condiciones abusivas que violan sus Derechos Humanos y destruyen su dignidad personal.

  • Las comunidades de todo el mundo son cada vez más vulnerables a los efectos del cambio climático. La deforestación y la desertificación afectan a una parte importante de la población mundial, particularmente a quienes dependen de la agricultura, unos 2.600 millones de personas en todo el mundo. Se calcula que tres de cada cuatro personas pobres se han visto afectadas de manera directa por la degradación de los suelos, según el Grupo Intergubernamental de expertos sobre el Cambio Climático.

  • Porque si eres feminista y quieres igualdad en el mercado laboral, lo quieres más allá del primer mundo. Pese a los notables progresos realizados por las mujeres en cuanto a los logros educativos, la desigualdad entre mujeres y hombres persiste en los mercados laborales mundiales, en lo que respecta a las oportunidades, a la retribución y a su posición. En la agricultura, las trabajadoras pueden llegar a constituir el 70% de la mano de obra en los países más empobrecidos. Sin embargo, ellas a menudo cobran menos que los hombres, no tienen derechos de propiedad de la tierra y tienen más dificultades para acceder a créditos. En este sentido, la FAO afirma que superar las desigualdades de género puede reducir el número de personas que pasan hambre en 150 millones


¿Cómo sé que un producto es de Comercio Justo?


En primer lugar, se curioso y lee las étiquetas y de dónde proceden cada producto que echas en la cesta. El que verás más a menudo es el de la Organización Internacional deCertificación de Comercio Justo o Fairtrade (Fair labelling Organization International o FLO)
No obstante, han aparecido muchos sellos de garantía que básicamente son versiones de Comercio Justo de otros sellos de calidad o ecológicos ya existentes. De todos ellos, los que han sido reconocidos por WFTO o por EFTA como equivalentes en los estándares a FLO han sido los siguientes:


  • Naturland Fair: se trata de la versión Comercio Justo del sello alemán de agricultura ecológica Naturland.
  • Fair for Life: desarrollado por el IMO en Suiza. 
  • Ecocert Fair: versión de Comercio Justo del sello ecológico francés Ecocert.
  • Tu Símbolo: es el sello que ha desarrollado la CLAC, la Asociación de pequeños productores y productoras de café de América Latina, que promueve un sello que añade a los estándares de FLO, la garantía de tratarse de un café cultivado por pequeños campesinos y campesinas, es decir, que no proviene de plantaciones.


Fuentes:
Informe Comercio Justo 2016
Todo lo que necesitas saber sobre el comercio justo por Oxfam Intermón
Los 10 principios internacionales de la Organización Mundial del Comercio

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por tu comentario.