Influencers y green wash

21 octubre 2018

Photo by Gilles Lambert on Unsplash
¿Qué es un influencer? ¿Qué determina, a día de hoy, que una persona tenga influencia sobre una gran mayoría? Os preguntaréis a qué viene el post de hoy y qué relación tiene con la sostenibilidad. Me temo que mucho, amigos. Porque todos los días consumimos contenido en redes sociales. Dejamos en mano de determinadas personas que filtren información por nosotros y nos digan cual es la agenda del día.
El desencadénate que me ha hecho escribir sobre este tema ha sido porque desde la semana pasada, a través de Instagram, empecé a ver por stories un green wash total en las blogueras de moda inglesas. Algo que me hizo enojarme y pensar en este nuevo perfil de persona, que a mi pesar es también uno de los causantes del daño que se está haciendo al planeta.


En primer lugar, veamos qué dice la R.A.E sobre el termino influyente:

INFLUYENTE
Persona ‘que influye’ y ‘que goza de mucha influencia’

INFLUENCIA
1. Acción y efecto de influir.

2. Poder, valimiento, autoridad de alguien para con otra u otras personas o para intervenir en un negocio.

3. Persona con poder o autoridad con cuya intervención se puede obtener una ventaja, favor o beneficio.


Fijo que habéis oído el termino green wash anteriormente, si no una breve definición. Green wash hace referencia a una estrategia de marketing que aplican determinadas marcas o negocios para engañar al consumidor y hacerles pensar, a través de nuevo packaging, imagen de marca o usando términos como "natural", que siguen una filosofía que respeta al medio ambiente y a las personas, pero es todo lo contrario.
 
Photo by Renata Fraga on Unsplash
Desde un principio solo se le ha aplicado este término a marcas y negocios, pero después de ver lo ocurrido en las redes sociales también me gustaría aplicárselo a los denominados influencers o como ello también se gustan llamar "creadores de contenido".
Porque diversos perfiles de blogueros de moda, tras emitirse el programa de la BBC Fashion Dirty secrets ,donde se narra el increíble daño medio ambiental y de salud que genera la industria de la moda, muchas de ellas se han mostrado indignadas y han denunciado un gran cambio inmediato. A través de sus perfiles sociales, han compartido medidas de cómo podemos reducir ese gran impacto desde una perspectiva del consumidor. Las conocidas 3 erres: reparar, reutilizar y reciclar. Partiendo de la base de invertir nuestro dinero en productos éticos y de calidad.

En lo que en un principio pensé que estaba presenciando un gran cambio en la industria de la moda y que, al fin, las blogueras, youtubers, instagramers o como quieran llamarse, se habían unido a la causa y dejaban de incentivar un consumo insostenible, se vio oscurecido al ver que tras esta proclama nada había cambiado. Porque siguen haciendo publicidad a marcas de moda fast fashion y siguen llevando un estilo de vida de consumo irrefrenable. Donde cada mañana llevan un nuevo look y a lo que ellas entienden por reusar una prenda es llevarla entre 2-4 veces como máximo.
Ver esto me entristeció. Entendedme, es cierto que todos queremos ser influyentes, quién no quiere sentir ese placer de ver que la gente imita lo que uno dice o hace. Cada cual tiene su serie de personas que influyen en su vida: familiares, amigos, periodistas, marcas, escritores etc.
Pero desde mi punto de vista, una persona influyente es aquella o aquel que mantiene unas ideas y valores que refleja en acciones, además de compartir sus conocimientos con las personas que les rodea. Me gusta estar rodeada de este tipo de personas porque me hacen pensar, me hacen utilizar el cerebro cuestionándome mis hábitos e incentivando mi curiosidad.

Pero estos nuevos perfiles sociales que han surgido a partir de las redes sociales ¿qué les diferencia de una simple valla publicitaria o de un anuncio televisivo? ¿Qué esperan de sus seguidores a parte de generarles ganancias económicas?
 
Photo by Roland Denes on Unsplash
Creo que los influencers deberían de ser menos pasivos y más activos, en definitiva, ser más activistas. No pretendo que de la noche a la mañana se transformen en los perfectos gurús del mundo de la sostenibilidad y que prediquen a capa y espada acciones para llevar un estilo de vida que beneficie a la sociedad y al planeta. Pero sería bueno que predicaran más con la acción y no solo con la palabra. Es un camino difícil, lo sé. Un viaje que es imposible no caer en la hipocresía y en la frustración, pero creo que todos podemos hacer un poco más e intentar todo lo que esté en nuestras manos para ayudar al planeta.

Comparto con vosotros mi lista de personas que realmente merecen la pena de seguir y escuchas en lo que se refiere al mundo de la moda.


 ¿Qué opináis?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por tu comentario.